h1

Mensajes seductivos (I)

Miércoles 2 julio 2008

Existen gran cantidad de libros que hablan acerca de cómo tener éxito en tus citas, cómo ligar en la red, cómo crear atracción, conexión, etc. Pero curiosamente ninguno hace especial atención al uso de los mensajes de texto como herramienta para seducir a una mujer. Un medio de comunicación tan popular y tan “ignorado”…

Las chicas son unas apasionadas de los SMS, les encantan. Para nosotros quizás un mensaje no represente nada más allá de un simple comunicado “Tío, quedamos en tal sitio”, “Tú, hoy no podré ir, venga”, pero para ellas representan verdaderos textos influenciables.

Y no tan sólo los leen, a ellas les gusta fantasear, escribir, releerlos una y otra vez, mostrarlos para impresionar a sus amigas… conozco hasta casos de chicas que guardan mensajes de meses, incluso años atrás y no son capaces de borrarlos por el valor sentimental que representan…

Bien… y tú hasta ahora…

…probablemente ni te parabas a pensar antes de escribir. Cogías el móvil y enviabas lo primero que te venía al pensamiento. Preguntas tales como ¿Qué objetivo tiene mi mensaje? ¿Qué emociones quiero crearle? Ni te las planteabas…

Mi propósito es hacerte ver los mensajes de texto como pequeños ejercicios de inteligencia con el fin de adentrarte en la psicología de la chica, mantenerte en su pensamiento, jugar con sus emociones, hacerla pensar, sentir, reír,… En definitiva, emocionarla, porque una mujer emocionada es mucho más fácil de conquistar.

Y no tan sólo me voy a centrar en enseñarte a crear mensajes “seductivos” sino también voy analizar todo el juego psicológico que hay detrás de ellos: Dominio y control de la comunicación, técnicas de creación de tensión, situaciones favorables y desfavorables, creación de respuestas, tanteos,…

Pero cuidado porque no es oro todo lo que reluce. Los mensajes de texto son un arma de doble filo: Por un lado pueden llegar a ser un paso estratégico y definitivo a la hora de enganchar a esa mujer que tanto te interesa, pero por el otro lado pueden resultar un paso catastrófico para alejarla de ti.

Crear un mensaje

Este sería el proceso que deberías tener en mente antes de enviar cualquier mensaje:

1) Partes de una situación en una seducción que requiere el uso de un mensaje de texto; tienes que estar seguro que el mejor paso para continuar es un mensaje y no una llamada, verla en persona, hablarle por MSN o simplemente no hacer nada.

2) Calcular bien los tiempos. En caso de tener que responder a un mensaje, puedes hacerlo al instante o al cabo de unos días como máximo, aquí todo está en manos de tu intuición, de cuando crees que es el momento exacto para que ella lo lea. Piensa que podría estar haciendo ella al recibirlo y procura escribirle en momentos que esté receptiva (por ejemplo, no cuando esté de fiesta).

3) Definir tu objetivo. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Tantearla? ¿Crearle tensión? ¿Refrescarte en su pensamiento? ¿Sorprenderla? En base a tu objetivo le escribirás un mensaje de una manera u otra.

4) Pensar y escribir. Repensar y reescribir las veces que hagan falta. Tienes que ver que finalmente tu texto consigue el objetivo que quieres dar, tienes que estar completamente seguro de su efectividad. Sino, no lo envíes.

5) ¡Asegúrate el tiro! No hay nada más desconcertante que comprobar que le has enviado el mensaje a la chica equivocada.

Comprender el juego de los SMS: Tener el control

Es posible que en más de una ocasión hayas enviado un mensaje a tu objetivo y posteriormente te haya entrado una sensación parecida a “ir perdiendo”, quizás porque creías que el mensaje no era lo suficientemente bueno y/o porque ella tardaba excesivamente en responder.

Esta sensación, similar a una ligera ansiedad, es innata al tipo de comunicación en la que se basan los SMS. En todo intercambio de mensajes siempre se crea una ligera tensión y disputa por el control.

Cuando envías un mensaje “abierto” (con alguna pregunta, invitación o propuesta) a la chica que quieres seducir, inevitablemente le estás otorgando el control. Es decir, le estás concediendo EL PODER para elegir si responderte o no, o si hacerlo de inmediato o dejarte esperando…
Y la sensación de “ir perdiendo” ocurre porque pierdes (y le cedes) el control. Lo mejor que puede pasar es que conteste en seguida y receptiva, pero lo peor podría ser una angustiosa espera por una respuesta que nunca va a llegar.

Por tanto es importante disponer del control en todo momento, o por lo menos siempre que puedas. Y de aquí sacamos una primera regla: El primero que inicia el intercambio de mensajes juega en desventaja. Porque queda a merced de qué paso efectúe el otro.

Lo lógico consistiría, entonces, en utilizar los mensajes de texto tan sólo para contestar a los suyos, ya que según que tipo de contestaciones no perderías el control, bien pero… estarías desaprovechando un gran medio para flirtear con ella.

En los siguientes apartados verás que tipos de mensajes te pueden ayudar a, por un lado a mantener el control de tu parte, y por el otro, a sacar partido de las situaciones para entrar poco a poco en el corazón de tu conquista…

Mensajes abiertos

Los mensajes abiertos son aquellos en los que el emisor expresa claramente su intención de recibir algún tipo de respuesta por parte del receptor. Aquí se suelen utilizar preguntas, propuestas, frases inacabadas, pequeñas muestras de interés,…

Por ejemplo, al enviar el siguiente mensaje a una chica “Hola, Te he visto en mi lista de contactos ¿Quién eres?” ella se siente condicionada a responderte. Sabe que tú estás esperando una respuesta.

Otro ejemplo (utilizando una frase inacabada) es: “Veo veo…” y ella “¿Qué ves?” y tú “A ti y a mi tomando un café a las 20:00 en tal lugar. Sé puntual ;)

Los mensajes abiertos sólo son recomendables para las situaciones de tanteo (aunque hay excepciones).

Mensajes cerrados

Los mensajes cerrados son aquellos que apenas muestran indicios de interés, no buscan respuesta por parte del receptor, y si la hay ésta no tiene ningún tipo de influencia para el emisor.

¿Cómo consigues esto? Utilizando el lenguaje afirmativo. El lenguaje afirmativo es una forma de comunicación directa que utiliza oraciones cortas y es rico en el uso de verbos; digamos que es el pilar de la seducción en los mensajes de texto. Éste lenguaje trata de evitar todo tipo de expresiones que transmiten indecisión e inseguridad tipo “creo que”, “quizás”, “puede que”, “si quieres”, etc. y utiliza palabras directas, acciones, nada de preguntas. El lenguaje afirmativo, por tanto, te va a permitir parecer menos necesitado y no desprenderte de todo el control.

Veamos un ejemplo para entenderlo mejor: No es lo mismo el siguiente mensaje “¿Te apetece hacer un café?” que “Voy a hacer un café, dame un toque si te apuntas”.

Es fácil percibir que el segundo mensaje suena algo más áspero, menos amable que el primero. Aunque, por el contrario, gana en independencia sobre la posible respuesta de la chica, es decir, da a entender que una negativa suya no te va a trastocar los planes.

Si una chica no está del todo interesada en ti (entonces, no eres el premio) su reacción ante el primer mensaje será el típico suspiro “PUFFFF” seguido de “bueno, ¿y ahora qué le digo?” y esto no te interesa… Le creas obligación porque la fuerzas a contestar. Por tanto “cerrar” el mensaje es clave para no exponer tu interés y mantener tu independencia.

Como ves, en el segundo mensaje he utilizado palabras directas: “Voy a…” / “dame un…”, propias de la forma de expresión del lenguaje afirmativo.

No te preocupes por parecer algo arrogante, áspero, independiente… ellas, acostumbradas al exceso de interés, de adulaciones de sus pagafantas, empezarán a sentir curiosidad por tu falta de “inversión”. Y esto querido amigo, crea atracción. De todas maneras intenta que tu mensaje no suene demasiado ofensivo, no confundas desinterés con bordería. Siempre que creas necesario puedes suavizar el mensaje con algún emoticono.

“Voy a hacer un café, dame un toque si te apuntas ;)

Regla: Deberías utilizar mensajes cerrados cuando dudes de su interés, y esto es bastante frecuente en los primeros pasos de una seducción.

Técnicas de creación de tensión

La curiosidad les puede, no hay chica que sea indiferente ante el misterio. El misterio crea curiosidad y la curiosidad crea tensión. Las técnicas que verás a continuación juegan con estos factores y te ayudarán a redactar mensajes con el gancho suficiente como para que ellas no dejen de darle vueltas y pensar en ti.

En primer lugar y usando el sentido común tienes la posibilidad de crear mensajes misteriosos por si mismos tipo: “Hoy he visto algo muy interesante y me acordé de ti…” o “Es una lástima que me vaya de vacaciones y aún tenga algo que decirte…”. Mensajes que dejan cabos sueltos, a propósito, para dar rienda suelta a la imaginación y a la curiosidad.

Así mismo y como un subcaso de lo anterior, podrías dejar las frases inacabadas y dejarla a medias: “Me gustaría que estuvieras aquí, conmigo, y…”.

Nota: Los puntos suspensivos son un gran recurso lingüístico para inyectar misterio al final de una frase.

Otra técnica de tensión por excelencia es la técnica TPF. ¿En qué consiste? Es tan simple como escribir un mensaje cerrado añadiéndole al final las siglas TPF. En teoría, cualquiera que sean las siglas ya funciona, la clave está en que ella no tenga ni idea de su significado y se ralle pensando en todas sus posibles interpretaciones.

Cuando utilices esta técnica ten en cuenta que el texto anterior a las siglas no debería tener importancia y/o crear curiosidad, ya que la fuerza de las siglas le haría perder su valor. Tampoco es recomendable añadir preguntas, porque la chica no sabría bien bien por donde tirar si por las preguntas o por el significado de las siglas, con lo cual estarías tirando piedras sobre tu propio tejado.

Un ejemplo podría ser: “Feliz primavera XXX! T.P.F”. Simple, pero efectivo.

Veamos más técnicas. Otra técnica consiste en ignorar preguntas en caso que ella te lance más de una. De esta manera, al dejar temas en el aire consigues mantenerla “incompleta”.

Un ejemplo de combinación de técnicas: TPF + ignorar una pregunta:

Él envía: “Yo hoy también me acordé de ti, una de mis amigas lleva tu mismo perfume :) Un beso”

Ella envía: “mi mismo perfume? jeje y cual es a ver si aciertas…jeje .oye dime lo del tpf o algo asi era no? jeje”

Aquí ella lanza dos preguntas, una sobre el perfume y otra sobre el significado del TPF. Ignoraremos la del perfume para mantenerla en tensión y así tener también un cabo suelto para hablar en una futura ocasión. Potenciaremos su curiosidad sobre el TPF forzando un encuentro (Pensará, ¿Tan importante es para que me lo tenga que decir en persona?)

Él envía: “(Mote como la llamas) no tengo tanto tiempo libre como tú ;P lo del TPF mejor te lo digo en persona, bi japiiiiiiiiii”

Ella: “no vale, no se cuando nos veremos y estoy muy intrigada, eso no vale!!”

Efecto conseguido.

Dejar pasar cierto tiempo para responder a un mensaje es una forma indirecta de crear tensión. Si contestas de inmediato ella leerá la respuesta y seguirá con sus cosas… olvidándose de ti. Mirar el móvil y no encontrar nada la va a tener en vilo, en tensión, así hasta que tú consideres el momento oportuno para contestarle y acabar con su espera.

Symbol

2 comentarios

  1. muy buena esta tactica del T.P.F, lo hice y me salio muy bn, la deje intrigada pnsando que era y pus yo le dije que se lo decia en persona…
    mi pregunta es… una vez que este frente a frente a ella… que le digo acerca de eso??? ya que pienso que si sigo por no decirle se va acabar la tension, que le digo? le digo?, que hago? jajajaja
    gracias…

    juan,
    bogota. colombia


  2. Pues muy buenos consejos, faltó tocar el punto del miedo, una mujer que tiene incertidumbre acerca de lo que puede pasar, es más receptiva, en una ocasión envié un sms que decía: AHORA SI TE PASASTE… y ella me enviaba mensajes que en qué se pasó, días después le contesté: te pasas de hermosa, ví una foto tuya en facebook que me gustó. Jaja, la tuve varios días sin saber de mí y preguntandose en qué había fallado. Espero les sirva. Saludos a los Casanovas!



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 43 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: